¡Porque Celebrar La Lealtad!

“¿Qué es la lealtad?, ¿somos leales, reconocemos cuando son leales con nosotros?

Tuve la gran fortuna de participar en un bonito acto que hicieron a un ser que dentro de su grupo de trabajo consideran LEAL, comprometida, entregada a su labor, exigente, buena compañera de trabajo, franca y ante todo, reitero, leal. Bueno queridos lectores, este ser cumplió 10 años dentro de una compañía; organización que por cierto se caracteriza por estar llena de sueños, visiones, esfuerzo, desarrollo y creencias firmes que el ser humano es lo más valioso de las organizaciones. Con sorpresa observé como paso a paso se pensó en todo el protocolo, sensaciones, sorpresas que deleitaran a la festejada y como minuto a minuto sus ojos, bellamente maquillados y su voz firme y fuerte como siempre se quebraba y luchaba en un llanto entre contención y detención… Los motivos eran muchos, una década, el segundo hogar, los amigos, las historias, su familia alrededor de sus compañeros y los detalles que para ella tenían.

Me permito contarles esta breve historia, porque en definitiva de eso estamos hechos, de sensaciones, de sueños, de historias reales, inverosímiles, muchas por contar y por construir. Querido amigo latino, que lees nuestra revista quiero llamar tu atención para que reiteres la importancia de CELEBRAR y la importancia de la LEALTAD.

Cuando sales del país por primera vez y las siguientes veces, siempre se extraña la tierra, los olores, los colores, los sabores, la familia, las risas, los abrazos, el buen desayunito, sin embargo, sabemos que a veces esos sueños cuestan y bastante en algunos casos, no obstante, no podemos olvidar que la lealtad a tu familia, a ti mismo y a tus sueños, es el pilar fundamental para lograr muchos de nuestros objetivos.

Celebrar es fundamental porque cuando olvidamos su importancia, nos llenamos de sentimientos contrarios y tristes algunas veces; así mismo nos presiona para dejar nuestros sueños y pegarnos al río social que solo te permite ver el corre corre de cada día…. Y aunque a veces debemos navegar por ese río, definitivamente el caudal lo formas tú, con tu personalidad, con tu talante, con tus errores y ante todo con tu perseverancia…

Señores soñadores, si en medio de su camino, encuentran la lealtad en sus cercanos, de sus colaboradores, permítanme contarles que definitivamente hay que celebrarlo. En nuestros tiempos, esta se pierde por la “diplomacia”, el “acomodo” a lo más conveniente y porque se nos olvida según nuestras culturas el poder de la palabra. No solo me refiero a lograr las cosas, al declararlas como hechas; sino a la importancia de cumplir lo prometido, de dar la cara frente a nuestras promesas. Se lo enseñamos a los niños… “Las promesas se cumplen” y ¿Qué hacemos al menor asomo de dificultad para cumplirlas? Nos olvidamos, nos hacemos el que no las dije o al menos no de esa manera, etc, etc, etc.

Sé es leal no solo por respetar a tu compañero, sé es leal cumpliéndote a ti mismo las promesas que te haces. Si, es cierto, a veces duele, a veces se demora, a veces parecen incumplibles, pero mientras seas leal a tu meta, mientras seas leal en tu entorno, tarde o temprano tus promesas se cumplirán y como le digo a mi pequeño….cuando no puedas cumplir una promesa, da la cara, enfrenta tu otro y explica el por qué no la podrás cumplir en ese tiempo; PERO claro, cambia a una nueva fecha o a una mejor estrategia. Al final la esencia no la perdemos, a veces la prestamos por “intereses”, pero al final, siempre regresa a nuestro ser.

Señores empresarios, señores forjadores de sueños, sigan celebrando la lealtad, sigan creyendo que las empresas son “sus bebes”, aunque muchos consideren que las empresas no tienen sentimientos, al final los sentimientos los construyen y demarcan sus directivos y propietarios, entonces ¿Por qué no creer que se puede? ¿Por qué no atreverse a pensar que merecemos colaboradores LEALES? Al final de cuenta si celebramos la lealtad, cosecharemos nuevos frutos y aunque algunos se vayan, otros llegaran, porque si una manzana podrida daña a las que están alrededor, una manzana buenísima inspira a las demás a lograrlo. Y gracias al Centro Médico Julián Coronel, por permitirme ser protagonista de su celebración.

Feliz marzo para todos¡.

www.negocioscreativos.com.co